«

»

La Sonrisa Nórdica de Tom

Hoy os traemos una maravillosa Sonrisa Nórdica que seguramente muchos de vosotros recordaréis…historiadetunordicola de Tom 🙂

Tom estaba en la calle, en una obra, en Sevilla, tenía una grave herida en el cuello, por lo que contaron provocada por un ataque de otro perro. Fue rescatado y acogido, pasó por muchas manos, no siempre las mejores… fue adoptado y devuelto… el caso de Tom se puede decir que fue un gran lío en algunos momentos… y nos alegra tanto saber ahora de él… saber que acabó en una gran familia, maravillosa, que le ha sabido entender y seguir educando… Tom es feliz. Tom vuelve a sonreir…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Como siempre, muchísimas gracias a sus adoptantes, Carmen y Óscar, la familia de Tom ahora, y a Mónica (de Nueva Vida) que le acogió en casa, le educó e hizo un gran trabajo con él, y por él, hasta que por fin apareció esa familia… la familia que Tom tanto merecía… ♥

Os dejamos con su historia…

Entrevista >>>

 – ¿Por qué te decidiste a adoptar? ¿Qué significa para ti “adoptar”?
Habíamos perdido a nuestro perro hacía poco y necesitábamos completar la familia. Adoptar salva la vida al perro y llena la vida del que adopta.

– ¿Buscabas un nórdico? ¿Conocías esta raza o habías tenido nórdicos antes?
Nuestro anterior perro era husky y nos gustaba mucho el carácter (con sus rarezas incluidas), queríamos otro grandullón 🙂 aunque no buscábamos una raza sino un perro que nos necesitara.

– ¿Crees que un nórdico es diferente a otras razas? ¿Por qué?
Si, es más independiente, tiene un carácter menos perruno y más humano pero es muy noble y fiel.

– ¿Cómo encontraste a Tom? ¿Dónde le viste? ¿Fue complicado el proceso de adopción?
A través de un anuncio de Nueva Vida en internet, nos pusimos en contacto, rellenamos el cuestionario previo, hicimos una entrevista en casa de la persona que lo tenía acogido con él presente y fue amor a primera vista.

– ¿Por qué Tom? ¿qué te hizo decidirte?
Sobre todo la historia que traía detras, cuando supimos todo lo que había pasado en su corta vida se nos clavó en el corazón, sentí que no era justo y que tenía hacer todo lo necesario para que fuera feliz. Su mirada también me enamoró, vi que él quería que le quisieran y desde ese momento le quise.

tom1

– ¿Tuvo muchos problemas de adaptación? ¿Cuáles y qué soluciones tomaste?
No tuvo problemas, sólo la desconfianza normal de los primeros días, poco a poco se ha ido relajando y confiando en nosotros. Ahora se le nota que se siente en su casa, que somos su familia y que está feliz.

– ¿Qué es lo que más te costó enseñarle y cómo? ¿Qué es lo que no has conseguido enseñarle todavía? 🙂
La verdad es que es que ya estaba enseñado a casi todo…

– ¿Crees que Tom es consciente de que fue abandonado? ¿Por qué?
Creo que tiene recuerdos de las malas experiencias que ha vivido, aunque cada vez menos, se asusta con algunas cosas…

– ¿Crees que hubo un motivo para su abandono? ¿O sabes el motivo por el que le abandonaron?
El pobre vivió en la calle, atado en una obra, le mordió un mastín, le recogió una asociación, después le adoptaron pero por lo que sé, fue maltratado, lo rescató de nuevo la asociación y estuvo en acogida con una chica que aunque le quiso mucho no le podía cuidar y después de todo esto llegamos nosotros (para siempre).

Tom en Sevilla

Tom en Sevilla

– ¿Qué es lo que más te gusta de Tom? ¿Y lo que menos?
Levantarme por las mañanas y verle ahí esperándome para que le lleve al parque, cuando vuelvo del trabajo está esperándome y se pone tan contento, cuando jugamos y da vueltas y le veo feliz, cuando se tumba junto al sofá para que le acaricie, cuando me mira con sus ojos de ángel, cuando me persigue por la casa, en definitiva, todo.

– ¿Crees que Tom puede convivir sin problemas con un niño, o con varios?
Sin problema, ya que con mis sobrinos ha jugado y se han entendido de maravilla.

– ¿Crees que Tom puede convivir sin problemas con otros perros, gatos u otros animales, o con varios?
Supongo que sí aunque habría que ver cómo se adaptaba a otro macho, pero no creo que tuviera problema ya que se lleva bien con los demás  perros.

– ¿Nos puedes contar una anécdota o algo que te sorprendió que hiciera al principio? O después…
La anécdota más graciosa fue la primera semana de tenerle en casa. Nos habían regalado un jamón y como estábamos organizando la cocina le habíamos dejado en el suelo del salón mientras preparábamos el jamonero, etc. Fue cuestión de media hora pero cuando llegamos se había comido un cuarto de jamón, debió pensar que era una chuche gigante como regalo de bienvendia a su nueva casa 🙂 Seguro que pensó: “Esta casa si que mola” Fue muy gracioso…

– ¿Volverías a adoptar?
Sí, volvería a adoptar siempre, nunca compraría un perro en una tienda y de hecho creo que debería ser ilegal la cría y la venta de perros. Sólo contribuyen a que haya más perros abandonados y que la gente los considere un objeto que se compra y no un ser que siente y sufre como los humanos.

– Cuéntanos lo que quieras de Tom, piropéale! 🙂
Es mi blanquito, mi peluchín, mi niño, mi gordito y le quiero 🙂

– Mándanos una foto de su sonrisa nórdica 😉

Y bueno, hablamos de Tom… una foto no basta!!! 🙂

TOM: Sé todo lo feliz que puedas, porque te lo mereces, y te quieren muchísimo!!!!!!!!!!!!


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: