«

»

La Sonrisa Nórdica de Ugo

Hoy os traemos la historia de otra maravillosa Sonrisa Nórdica… la de Ugo 🙂historiadetunordico

Ugo fue adoptado por Gabriela y su familia. Gabriela buscaba un husky, y preguntó por varios nórdicos abandonados en España, pero vive en Italia y ya sabemos que organizar esos viajes a veces puede ser un poco complicado, y más si no se conoce al adoptante… así que pusimos en contacto a Gabriela con el fabuloso grupo Siberian Husky – Rescue Italia porque en Italia también hay nórdicos necesitados y abandonados (por desgracia) y adoptó a Ugo. Ugo tiene un pequeño problema… y es que al igual que otros muchos huskies y nórdicos, no se lleva muy bien con otros machos… pero vamos a dejar que nos cuente Gabriela toda la historia, que para eso está la entrevista 😉

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Gracias Gabriela y familia!!!

Entrevista >>>

 – ¿Por qué te decidiste a adoptar? ¿Qué significa para ti “adoptar”?
Me decidí a adoptar porque quería ayudar a un animal abandonado y quería no favorecer el lucro con los animales que muchas veces lleva a la explotación y el maltrato de los mismos.

– ¿Buscabas un nórdico? ¿Conocías esta raza o habías tenido nórdicos antes?
Sí buscaba  un nórdico porque había tenido un siberian husky y me encantó la experiencia.

– ¿Crees que un nórdico es diferente a otras razas? ¿Por qué?
Creo que los nórdicos son diferentes porque tienen más instinto, son más primitivos, están más cerca del lobo, tienen muy desarrollada la percepción.

– ¿Cómo encontraste a Ugo? ¿Dónde le viste? ¿Fue complicado el proceso de adopción?
Le encontré en facebook, en un grupo que se dedica a rescatar nórdicos en Italia (Siberian Husky – Rescue Italia). El proceso de adopción no fué tan complicado una vez encontrado el perro, lo que fué complicado es que alguno se decidiera a dármelo,  suelen ser muy estrictos en los requisitos,  tambien en parte porque siendo extranjera muchas veces piensan que lo abandonarás cuando te vas a tu país o que no tienes los medios para mantener a un perro. Tuve que valerme  todo el tiempo de la intervención de la persona que creó el grupo de rescate de nórdicos es decir de un contacto confiable, para que las  voluntarias de las perreras mostraran más disposición a la posibilidad de darme un perro en adopción.  Una mejor posibilidad posiblemente  hubiera sido ir en persona a la perrera a buscar el perro mostrando la cara para que me conozcan, pero tenía que aparecer el nórdico que buscaba en la ciudad que vivo para que fuera más fácil ir a conocerle. El punto clave  del proceso de adopción que hizo dar el sí, es que vinieran a mi casa a ver si tenía un lugar adecuado para tener un animal y me hicieron un cuestionario con preguntas y el hecho de aceptar un proceso postadopción que dura 6 meses dentro de los cuales podré recibir visitas en casa para ver como se encuentra el animalito.

– ¿Por qué Ugo? ¿qué te hizo decidirte?
Me decidí por el perrito porque era el que estaba buscando y porque apareció en la ciudad en donde vivo, de este modo pude ir a visitarle varias veces para conocernos y pasar tiempo juntos y tambien me conoció el personal de la perrera cosa que fué tambien importante. Como debía tomar un taxi en un tramo hasta la perrera y pocos la conocían porque  es nueva (2008) entonces me dió tambien la posibilidad de hacerla conocer y contar como era y la  palabra se va pasando y eso puede generar curiosidad en la gente de conocerla, visitar a los perritos y gatitos o hacer un voluntariado o adoptar un perrito en casa o a distancia.

– ¿Tuvo muchos problemas de adaptación? ¿Cuáles y qué soluciones tomaste?
No tuvo casi problemas de adaptación, desde el primer día como que ya sabía que estaba en su nueva casa, solamente tiene ansiedad de separación y no quiere estar solo en ningún momento, a veces hasta quiere comer acompañado. La solución son salidas cortas por ahora, cerrale la puerta para que duerma en el salón  por la noche para que se acostumbre a estar solo en un ambiente separado, a veces decirle que se vaya a dormir a otro ambiente. El gran problema que tiene es su agresividad hacia los machos aunque es natural, me toca castrarlo por regla de la perrera y puede ser que eso le haga mejorar, en el momento de encontrar machos (más que nada jovenes como él) se pone ciego y no escucha lo que le digo, no obedece. Fuera de esto es un perro muy obediente, aunque intenta siempre trasgredir los limites  acaba obedeciendo aunque muchas veces hay que repetirle lo mismo hasta que obedece. Es como un niño al que constantemente hay que educar y ponerle limites.

– ¿Qué es lo que más te costó enseñarle y cómo? ¿Qué es lo que no has conseguido enseñarle todavía? 🙂
Como decía me es imposible su agresividad con los machos. Otra cosa difícil es que no se suba en el sillón y obedece pero cuando no hay nadie se sube igual, lo mismo cuando no tiene que entrar a una de las habitaciones, cuando puede lo hace tambien. A mí no me molesta que entre o se suba pero no toda mi familia esta de acuerdo. Hay que ponerse de acuerdo en los límites que se le pondrán porque se le puede confundir pero creo que al final el perro acaba entendiendo que con cada miembro hay una relación diferente. Se queda poco tiempo solo y aunque se le diga al poco tiempo ya quiere volver al lado de uno.

– ¿Crees que Ugo es consciente de que fue abandonado? ¿Por qué?
Creo que el perro es consciente del abandono por el hecho de no querer estar solo y percibe muy bien si algun comportamiento de él desilusiona a alguno de nosotros o si discutimos sobre él. Además es un perro amigable con todos y le gusta mucho dar y recibir afecto.

– ¿Crees que hubo un motivo para su abandono? ¿O sabes el motivo por el que le abandonaron?
Sé que los anteriores dueños eran un matrimonio que lo habían encontrado abandonado de 3 meses en la autopista y lo tuvieron hasta los dos años y medio. El señor murió y al poco tiempo la mujer cayó en una gran depresión y enfermó gravemente por eso lo tuvo que abandonar.

– ¿Qué es lo que más te gusta de Ugo?
Lo que más me gusta es lo afectuoso que es y tiene muchos rasgos de ingenuidad de un perro joven, además es super sociable con la gente y se deja acariciar por todo el mundo. Tambien me gusta mucho que sea juguetón y vivaz, me encanta verle jugar y correr con las hembra, le gusta correr me encantaría poder dejarle suelto.

– ¿Y lo que menos?
Lo único que no me gusta de él es su agresividad hacia los machos.

– ¿Crees que Ugo puede convivir sin problemas con un niño, o con varios?
Creo que mi perro puede convivir con cualquier persona, como dije es bueno con todos. Ya lo he llevado a pasear al centro donde a veces está demasiado lleno de gente y se adapta.

– ¿Crees que Ugo puede convivir sin problemas con otros perros, gatos u otros animales, o con varios?
Creo que puede vivir con hembras o con un cachorro macho muy joven, también respeta a los machos viejitos y hembras viejitas. Con gatos no creo porque  tiene un gran instinto de caza y corre y los gatos se asustan o lo quieren arañar y menos con ninguna ave o rata, por el momento no al menos, porque corre atras de ellos, tampoco con conejos, le llaman la atención muchísimo, también los peces y quiere ir a por ellos.

– ¿Nos puedes contar una anécdota o algo que te sorprendió que hiciera al principio? O después…
Hay muchas anécdotas, cuando lo trajimos de la perrera ya sabía que venía a casa se portó super bien en el coche, luego le llevamos a un lugar lleno de gente con tiendas y no tuvo problemas, el primer día que fue a la veterinaria el personal lo mimaba y le tiraba besos a todos, al final acabó acostado en la camilla y no se quería ir, en la perrera habían puesto una piscina para niños y le encanta tirarse al agua cuando hace calor, incluso ahora se quiere tirar en las fuentes a mojarse.

– ¿Volverías a adoptar?
Claro que volvería adoptar es una experiencia maravillosa y uno se siente útil ayudando en este caso un animalito. Si fuera por mí adoptaría 10 perros, pero no puedo por falta de espacio y de medios económicos.

– Cuéntanos lo que quieras de Ugo, piropéala! 🙂
Ugo me cambió la vida para bien, aunque perdí un poco de libertad gané en muchas cosas y, ahora con él estoy conociendo muchísima gente con perros y siempre tengo con quien hablar, hago mucho ejercicio y como es un perro de carreras lo hago caminar, eso me lleva a conocer otros rincones de mi barrio y de la ciudad, me dan más ganas de explorar nuevos horizontes con él, además tengo una nueva responsabilidad y ocupación, trajo mucha alegría a casa, me gusta sacarlo a pasear, es una compañía en casa y el hecho de cuidar y educar un ser viviente es de por sí una experiencia muy satisfactoria, aunque a veces uno está cansado y ya no puedes decir no salgo porque no tengo ganas, ahora se tiene la obligación de sacar a pasear el perro, también tengo la casa con muchos pelos y tengo que limpiar mucho más seguido, hay que bañarlo, educarlo, alimentarlo, darle afecto, llevarle al veterinario, osea que da trabajo y lleva tiempo y así uno entra en un mundo totalmente nuevo y aprende muchas cosas. Siempre cuento que lo saqué de la perrera para dar el ejemplo y trato de mostrar lo afectuoso que es para que la gente se entusiasme en adoptar una mascota permito que todo el mundo lo acaricie. Creo que como los niños, los perros y los animales abren el corazón de las personas, a veces hasta los más duros y sacan más de una sonrisa a los demas. Siento una felicidad que no sentía desde hace mucho tiempo con la adopción de Ugo. Cuando he tenido perros siempre se hacía cargo mi madre, por lo cual esta es la primera vez que la responsabilidad es toda mía. Pienso que la gente, como en todo, tendría que estar mejor informada y educada acerca de lo que significa tener un perro o cualquier otro animal de compania.

– Mándanos una foto de su sonrisa nórdica 😉

Y con lo guapo que es Ugo… cómo íbamos a poner una única foto de él??? 🙂

ACTUALIZAMOS porque esta entrevista se hizo hace tiempo: Ugo fue castrado, y se tranquilizó y mejoró la relación con algunos perros machos. Se le permite entrar en toda la casa y subir al sofa, cama… y eso no ha cambiado su manera de obedecer.

SOBRE UGO: cada dia es un día nuevo, una aventura diferente, me sorprende siempre con su inteligencia y es un perro muy sensible, se da cuenta de todo sin hacer falta las palabras y hasta entiende de lo que se habla, si en casa alguno tiene un problema y esta mal de ánimos, él lo percibe enseguida y se preocupa e interviene, sabe hacerse entender delicadamente cuando no quiere que se le moleste o para pedir algo y aprendió a utilizar el aullido para pedir cosas o cuando quiere algo muestra y se hace entender. Creo que con el pasar del tiempo la relación va madurando y aprendes a conocerte mutuamente, es un trabajo intenso y largo, al principio es un cambio muy grande pero al fin uno se acostumbra. Me ha hecho aprender muchas cosas y a veces me ha exigido ir mas allá de mis límites, lo que me ha mostrado que puedo más de lo que creo, porque él siempre quiere seguir adelante, son perros con el alma libre, aveces querría darle la libertad pero con tantos peligros que hay en este mundo no se puede, me ha enseñado a percibir el mundo de otra manera.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: