«

»

La Sonrisa Nórdica de Delta

Delta es la hija de Tito y Beta. También estuvo en adopción en APANOT (Tenerife). Delta fue adoptada a historiadetunordicopesar de tener filaria, y afortunadamente pasó el tratamiento y hoy está así de guapa y feliz… porque un perro con enfermedad no debería quedarse sin su oportunidad.

Queremos dar las gracias  APANOT por su trabajo y esfuerzo constante para que todos estos perros salgan adelante y tengan por fin una familia, y como no, a sus adoptantes, Dori e Isidro, que nos cuentan más cositas de Delta… GRACIAS!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Entrevista >>>

 – ¿Por qué te decidiste a adoptar?
Pues, nosotros vivíamos en un pueblo de Tenerife donde hace muchísimo frío, y un día apareció un Husky macho, guapísimo, lo llevamos al veterinario y tenía chip. Su dueño (que no nos dio buena espina) vino a buscarlo. Supuestamente se había escapado, pero al perrito no hubo que atraparlo, simplemente acudió a mi llamada cuando apareció por casa. Aunque insistimos mucho en que si no lo quería nosotros lo podríamos adoptar, el hombre se lo llevó. A Isidro (mi novio) este husky le recordó mucho a Silver, un husky que tuvo de jovencito, de modo que se quedó con la pena… por eso en lugar de comprar un perro, nos decidimos a adoptar, hay demasiados animales abandonados y que buscan hogar, como para estar gastando un dinero por un animal.

– ¿Qué significa para ti “adoptar”?
Adoptar a un animal (sea el que sea) para mí es como adoptar a un niño, es una gran responsabilidad, hasta que o tú o el animal cruce el puente del arco irirs. No es un capricho, es una vida, tienen sentimientos y sufren la soledad y el hambre, el frío, etc… de modo que es compromiso. Pero también supone una gran alegría, ya que decides voluntariamente compartir tu vida con otro ser, que solamente te pide comida, mimos, y un lugar para dormir a cambio de su incondicional amor.

– ¿Buscabas un nórdico?
Sí, por las razones que expliqué anteriormente

– ¿Conocías esta raza o habías tenido nórdicos antes?
Yo jamás había tenido perros antes, Isidro sí. Yo soy más de gatos, lo reconozco.

– ¿Crees que un nórdico es diferente a otras razas?

– ¿Por qué?
Hablo por mi experiencia con Delta. Son independientes, resistentes (a la hora de hacer ejercicio, aunque Delta no haga todo el que necesite), y beeeeeeeeeeeeeeeeellos!

– ¿Cómo encontraste a Delta?
Buscamos por Internet huskys en adopción

– ¿Dónde le viste?
En APANOT, Asociación Protectora de Animales del NOroeste de Tenerife

– ¿Fue complicado el proceso de adopción?
En absoluto, incluso tuvimos que esperar unos días, ya que Delta padecía Filaria, y en APANOT se hicieron cargo del tratamiento para dárnosla en adopción

– ¿Por qué Delta?
Bueno, cuando fuimos a APANOT a ver a los huskys que tenían en adopción, estaban Alfa (padre de Delta) y Ganma (hermano), y Delta. Estuvimos un buen rato con todos, los llevamos a pasear de uno en uno, pero Alfa nos pareció demasiado dominante, y la vecina que teníamos entonces tenía gatitos y no queríamos tener ningún problema con ellos, y Ganma era demasiado inquieto, sin embargo, Delta nos pareció a la vez que obediente, bastante tranquila, y era lo que buscábamos en ese momento.

– ¿qué te hizo decidirte?
Su carácter

– ¿Tuvo muchos problemas de adaptación?
Lo pasó algo mal, aullaba llamando a su familia perruna, pero cuando estábamos nosotros allí estaba tranquila. Se escapó de casa por una verja por la que apenas cabía un gato, pero ella salió, estuvo una semana fuera de casa, supongo que buscando APANOT, que estaba en el otro extremo de la isla, pero afortunadamente, aunque fue una de las peores semanas de mi vida, apareció sana y salva. Hoy sigue con nosotros.

– ¿Cuáles y qué soluciones tomaste?
Bueno, pedimos ayuda a la mamá adoptiva de su madre biológica (Beta) que me mandó un libro por correo que nos sirvió bastante, y también un aparato, un juguete llamado Kong, que los mantiene ocupados mientras están solitos, eso fue un milagro para nosotros. Eso y practicar ejercicios de obediencia y paciencia. En un mes ella ya estaba adaptada a nosotros.

– ¿Qué es lo que más te costó enseñarle y cómo?
A no tener miedo. Delta le tiene miedo a todo, a la mopa del suelo, la manguera para bañarla, a todo… bueno debería decir tenía miedo, porque poco a poco ella ha visto que no tiene por qué temer. Por lo demás, le hemos enseñado a caminar a tu lado, cosa que ya parecía que sabía de antes, a sentarse, hacerse la muerta, dar las patitas, tumbarse, levantarse… aprende todo muy rápido!

– ¿Qué es lo que no has conseguido enseñarle todavía? 🙂
Pues es que todo lo que le he enseñado, lo ha aprendido… teniendo en cuenta la tendencia escapista que tiene. Bueno, sí, cuando está suelta en el parque de perros, le cuesta un poco (solo un poco) atender a la llamada.

– ¿Crees que Delta es consciente de que fue abandonada?

– ¿Por qué?
Cuando conoce a alguien extraño, lo observa, lo mira con miedo (como si fueran a pegarle), sobre todo a los hombres. Y sé positivamente que en el refugio no se maltrata a los animales, no hay más que hacer una visita y ver el amor con el que Karmen los atiende

– ¿Crees que hubo un motivo para su abandono?
No, nunca hay un motivo para abandonar o para maltratar. Entiendo que haya veces que no te puedes hacer cargo del animalito, pero entonces, búscale un nuevo hogar, donde lo quieran, pero no lo abandones.

– ¿O sabes el motivo por el que le abandonaron?
Les quitaron a su dueño (un hombre) a toda la familia de huskys, porque no era la primera vez que tenía perros y los abandonaba, maltrataba o los dejaba morir de hambre… y se los lograron quitar (gracias a Dios)

– ¿Qué es lo que más te gusta de Delta?
Me gustan muchas cosas, que es muy independiente, respetuosa, que no le gustan todas las personas, observa mucho, le gustan los gatos, es muuuuuuuuuy tranquila, y cuando salimos a pasear va a mi lado, siempre atenta a lo que yo hago. Y lo increiblemente guapa que es! 😀– ¿Y lo que menos?
Que no puedo sacarla suelta, se va y no vuelve… 🙁

– ¿Crees que Delta puede convivir sin problemas con un niño, o con varios?
Pues sí, Le encantan los niños! Se acerca a ellos con mucho cuidado, los huele despacito, y los lame también con cuidado. Y si el niño es muy activo se queda quietita.

– ¿Crees que Delta puede convivir sin problemas con otros perros, gatos u otros animales, o con varios?
De hecho vive con dos gatas! Y se deja mandar por ellas! Y la última que llegó, que es una cachorrita, la busca, la bufa y le escupe! Pero ella no le sigue el juego, se mantiene en calma! 😀

– ¿Nos puedes contar una anécdota o algo que te sorprendió que hiciera al principio? O después…
Me llamó la atención que se lamiera como un gato, y que se sentara cruzando las patas, toda elegante ella. Y que cuando se escapó y la buscábamos con Ganma (su hermano) desde que lo vio a lo lejos, vino corriendo hacia su hermano… mi niña…. Por eso decidimos tenerlos a los dos una semanita juntos, para que su adaptación fuera algo más fácil para ella

– ¿Volverías a adoptar?
Sin lugar a dudas! Es lo mejor que hemos hecho, y lo seguimos haciendo. Hace casi 3 meses adoptamos a una gatita de la calle

– Cuéntanos lo que quieras de Delta, piropéala! 🙂
Bueno, Delta es un encanto, es guapísima, y es increíble el amor que da sin pedir nada a cambio. Me gusta que me pida estar sola en su terraza (porque es suya, no mía) cogiendo sol, o cuando estamos en una terraza tomando algo, que ella esté tranquila sentadita en el suelo. Mi perra es un amor, es perfecta!

– Mándanos una foto de su sonrisa nórdica 😉
Y para variar, es imposible poner una sola foto de Delta… 🙂


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: