«

»

Historia de tu Nórdico: PARA Nala “mi princesa”

Enviado por yoliv

Hola a todos, hoy quiero explicaros la historia de mi perra samoyedo, Nala. Y por qué hoy? pues historiadetunordicoporque hoy 08-08-2008 hubiese cumplido 10 años y como dicen los chinos (que x cierto por algo han inagurado las olimpiadas este dia y no otro) es el dia de la suerte. Quizá por ella nació el 8 del 8 de 1998.

Ese dia la encontré en una camada apartada de todos, me miró la cogí en brazos y ya no la he soltado durante casi 10 años. Pero hoy ya no está, se fue la semana pasada, el pasado lunes y quiero recordarla de la mejor manera, haciendo que todos los que leais esta historia penséis en ella. Nala llegó a casa para ser la pareja de Tysson (otro perro samoyedo de entonces 7 años), yo quería una perra para mí y qué mejor que una compañera para él. El dia que se vieron Tysson rejuveneció, volvió a ser cachorro y ella entró en casa con su eterna sonrisa, empezó la más bella historia de amor, de amistad y complicidad que he vivido jamás. Tysson le enseñó todo. Recuerdo el dia que siendo cachorra la enseño a pelear y defendense y todavía me rió cuando recuerdo el día que Nala pisó la nieve por primera vez y se bloqueó, fue Tysson quien le enseñó que la nieve era maravillosa, le enseñó a disfrutar en ella, a correr, a bañarse en un rió helado de andorra para cazar aves, le enseñó a irse sueltos montaña arriba hasta que yo los perdía de vista y me ponía nerviosa, pero ellos siempre me veían a mí. Hacian que estuviesemos congelados durante horas esperando su vuelta y entonces una o más horas después aparecían corriendo montaña abajo, mojados pero inmensamente felices. Mi historia con ellos ha sido dulce aunque con momentos agridulces por temas de salud, pero volvería a vivirla sin duda alguna. Hace dos años, cuando ya la cortisona no le hacía a Tysson nada por una displasia de cadera y después de verlo sufrir tomamos la difícil decisión de dormirlo para siempre y se fue  con 13 años un gran compañero, un fiel amigo y el amor de Nala. La traté con antidepresivos y me uní a ella más que nunca.^Para entonces había entrado en nuestra vida un pequeño Carlos, un bebé que durante tres años a contribuido a alegrar nuestra vida y a convertirse en el mejor juguete de juegos para mi princesa. Hace tan solo unas tres semanas estábamos felices, compartíamos paseos, juegos, pero de repente, sin más, apareció un horrible mosquito y enfermó a Nala de leishmania. De repente dejó de comer, estaba apática. La llevamos al veterinario y tras hacer pruebas múltiples nos dijo que tenía gastritis y una pequeña disfunción renal. Empezamos a medicarla pero se hundió en tan solo 4 dias, al final el pasado lunes se confirmó el peor diagnóstico, tenía leishmania. Y entonces me encontré allí con ella, y tras valorar la situación, una perra mayor para su raza, con disfunción renal, que había dejado de comer,tenía el corazón como una pelota, le costaba respirar…la miré y le pregunté: ¿Nala, quieres luchar aunque el camino sea duro, difcicil , lleno de dolor o prefieres irte con Tysson? Entonces me miró, me dió la pata y cerró los ojos…se quería ir y yo no quería verla sufrir ni dos minutos de su vida. Así que con la opinión de su veterinario, con un pronóstico totalmente desfavorable y pesimista y mirandola a ella le dije: “Nala, te amo con toda mi alma, gracias por 10 años maravillosos, por dejar que sea yo quien comparta tu vida. No tengas miedo y ves a buscar a Tysson, corre”. Y se durmió para siempre. Ahora la extraño mucho, me es muy duro aprender a vivir sin verla pero tomé la mejor decisión para ella aunque la peor para mí y para el pequeño Carlos que de tanto en tanto mira el cielo y me dice “Mama yo no veo a la Nala pero ella a mí si”. Ahora están juntos, corriendo por la nieve, queriéndose como ojalá nos quisiéramos nosotros los seres humanos y compartiendo para siempre su eterna sonrisa. Así que hoy deben estar en algún lado celebrando su cumple, el dia de la suerte. FELICIDADES!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: