«

»

Cosas de perros: La vuelta al perro, con más amor y respeto

cosasdeperrosEl derecho a tener un animal de compañía implica hacerse cargo de su comportamiento y respetar el bien común. La importancia de la higiene, el collar y la correa.

Hay quienes creen que los animales de compañía están fuera de lugar en las ciudades, donde se hace difícil cohabitar con ellos. Sin embargo, perros y gatos juegan un rol social importante en estos conglomerados urbanos, donde la comunicación persona a persona es cada vez más difícil y son ellos con frecuencia la única compañía de no pocos humanos.

perro-correa-prolongacion-persona-querida_CLAIMA20130927_0194_14Es frecuente que personas que trabajan fuera de su casa, tengan a sus perros y gatos como únicos seres vivos para recibirlos al cabo de su jornada de trabajo. Aun así, nada exime a quien sea responsable de un perro de tomar las prevenciones que sean necesarias para que su animal no moleste a los demás.

El derecho a tener un animal de compañía implica responsabilidades por su comportamiento. Si bien todos los animales necesitan libertad –y los animales domésticos no son la excepción-, la ciudad y cualquier zona poblada tiene reglas de comportamiento, que incluyen a los animales de compañía.

Organizar la tenencia de un perro con un criterio personal puede ser más o menos posible dentro de la propia casa, pero de la puerta de calle para afuera, el comportamiento del animal, cuando es negativo, vulnera las ordenanzas municipales y, sin duda, los derechos de los demás.

La mayor polémica entre los que tienen y los que no tienen perro es la que se inicia por la suciedad de los animales en veredas y parques.  A nadie escapa que las veredas están sucias de papeles, cáscaras de fruta, cigarrillos, salivadas de personas desaprensivas. Asimismo, no es la intención disculpar a los responsables de perros que no respetan las normas municipales y que permiten que sus animales elijan por su cuenta d{onde hacer sus necesiddes y caminen por las veredas sin el control de collar y correa.

Hoy, está claro que es necesario que el animal salga a la calle con collar y correa, y que su responsable lleve en su mano la bolsita con la que levantará las deposiciones. Pero que se sepa no significa que se cumpla: las veredas siguen mostrando indiferencia con respecto a limpiar lo que los animales ensucian. Sería tan simple: llevándolo con su correa, puede enseñársele fácilmente a bajar del cordón para orinar. Con mínimo esfuerzo, quien lo pasee cubrirá con la bolsita las deposiciones para levantarlas.

Además, collar y correa para un perro es la defensa para que no cruce una calle y sea atropellado por un vehículo, también sirve para desviarlos del ataque de un animal agresivo y para separarlo de un alimento arrojado impropiamente en la vía pública que podría caerle muy mal y hasta envenenarlo.

Es erróneo compadecer al perro que en la ciudad está contenido por un collar y una correa, ya que, en realidad, en ese acto su responsable lo está protegiendo. Además, es frecuente que el animal identifique a su correa con algo placentero y con frecuencia tironee dentro de su casa para apropiarse de ella. Para el perro, la correa es la prolongación de la mano de la persona querida.

Haga que su perro sea un animal apreciado por sus vecinos, no lo emplee para ganar enemigos. Los encargados de edificios de departamentos, por lo general, los tienen entre ceja y ceja, ya que a diario deben lavar las veredas especialmente de suciedades dejadas por los que van con personas a las cuales no parece preocuparles el bien común, actitud que lamentablemente pagan los inocentes animales.

Nuestros derechos –y por lo tanto, los de nuestros protegidos- terminan donde comienzan los derechos de los demás.

Martha Gutiérrez es periodista y Presidenta de la Asociación para Defensa de los Derechos del Animal (ADDA).

Por Martha Gutiérrez / Para Clarín Buena Vida
27/09/13 – 16:05

Fuente: http://www.clarin.com/buena-vida/tendencias/Animales-ciudad-cuestion-convivencia_0_1000700302.html

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: