«

»

Cosas de Perros: Dieta Casera para Perros con Cáncer

cosasdeperrosExisten las dietas comerciales de prescripción para perros con cáncer. El problema surge cuando no las aceptan o el propietario prefiere alimentos frescos y de consumo humano comprados por él mismo, ésta opción mucho mejor, siempre y cuando la comida esté bien hecha, con los ingredientes adecuados.

Health-Food-HuskyDebemos de intentar una dieta adecuada y palatable (apetitosa) para que el paciente coma, máxime siendo un paciente oncológico, donde la caquexia aparece pronto, haciendo menos efectivos los tratamientos médicos (quimioterapia, radiación, cirugía) y poniendo en serio peligro la vida del paciente.

En nuestra consulta de nutrición acostumbramos utilizar las dietas –entre otras- del Doctor Strombeck de la universidad de Davis, California. Son dietas balanceadas, comprobadas y con muchos años de experiencia.

Antes de entrar de lleno veamos unos detalles importantes desde el punto de vista nutricional de cara al paciente con cáncer.

El cáncer come azúcar (Carbohidratos, glucosa)

Un error muy común en la clínica es suplementar las dietas específicas para cáncer con arroz o algún otro carbohidrato. Craso error. En un intento desesperado del dueño por intentar que su mascota coma, mezcla la dieta con arroz. Lo más lógico es que no sepa que las células cancerosas se desarrollan muy bien con azúcares, se alimentan de ellos, sin embargo no lo hacen así con la grasa o las proteínas. Por lo tanto, primera regla: las dietas para pacientes con cáncer deben de ser altas en proteínas de calidad así como grasas y bajas en carbohidratos.

En otras palabras: el tumor metaboliza mejor la glucosa y así obtiene energía, a través de gucólisis anaerobia produciendo lactato. El paciente gasta mucha energía transformando este lactato en glucosa –a través del ciclo de Cori-. Al final el resultado es: obtención de energía por parte del tumor y pérdida por parte del hospedero.

Caquexia por cáncer

En otras palabras, el paciente con cáncer empieza a perder peso y masa muscular por el cáncer. Si el enfermo recibe una dieta con suficientes carbohidratos, ya no digamos rica, las células cancerosas utilizarán estos azúcares y producirán lactato, que es un producto de desecho, y en exceso vacía los depósitos de energía del perro debilitándolo y enflacándolo así como fortaleciendo al cáncer que cada vez crece más. Esto se conoce como caquexia por cáncer.

El objetivo de la nutrición en el paciente con cáncer

Es muy común encontrar anorexia (falta de apetito) en este tipo de pacientes, por lo tanto uno de los objetivos primordiales es conseguir que el paciente ingiera alimento. Una vez que comienza a comer, la segunda premisa debería ser la calidad de los nutrientes, en este caso, grosso modo, las dietas deben de ser ricas en proteínas de origen animal –sobre todo- así como contenidos medios a altos de grasa, dependiendo también de la calidad de las heces.

Un tercer paso sería la cantidad de alimento ingerida, pero ese punto ya está muy lejos de los dos primeros: que el paciente coma y la calidad de la dieta. En otra ocasión hablaremos de este tema que merece mención aparte, la gluconeogenesis. Una excesiva cantidad de alimento ingerida, rica en proteínas, puede dar lugar a que ciertas enzimas gluconeogénicas transformen los aminoácidos en glucosa, y ya sabemos quién se beneficia de este hidrato de carbono.

Entonces, los principales objetivos son lograr que el paciente ingiera alimento, que sea de calidad y por último que beneficie o nutra a un órgano muy afectado durante las terapias anti cáncer: el intestino.

El intestino, la nutrición y el tratamiento contra el cáncer

Uno de los efectos más conocidos de las terapias contra el cáncer es el daño que estas provocan sobre el sistema gastrointestinal. Las células epiteliales de rápida proliferación casi siempre resultan afectadas y como sabemos estas cubren al intestino delgado y grueso. Hay una pérdida progresiva así como atrofia de las vellosidades con lo quela mucosa intestinal resulta seriamente dañada. Parte importante de los esfuerzos nutricionales están encaminados a proteger, fortalecer y reparar este sistema.

Inflamación intestinal y glutamina. Una de las consecuencias más comunes en los desórdenes gastrointestinales –sean por quimioterapia o cualquier otra agresión- es la inflamación del intestino. Sin lugar a dudas, una dieta de control bien elaborada es mucho más efectiva para paliar, controlar o desaparecer esta inflamación que cualquier fármaco.

La glutamina es el principal alimento de las células intestinales: los enterocitos. Este aminoácido se encuentra de forma abundante en la proteína animal. Proporciona energía a las células intestinales y promueve el fluido sanguíneo a la mucosa intestinal. Su deficiencia provoca cambios en la estructura celular de la mucosa provocando mayor permeabilidad así como alteraciones en la barrera inmunológica del intestino.

Queso de Burgos y Tofu en el paciente con cáncer. En América se utiliza el queso cottage pero en Europa es desconocido. Un sustituto (no exacto) es el queso de burgos cuyas dos principales características: buena fuente de proteína y moderada de grasa es similar a la del cottage. Si hubiera diarrea se preferiría el desnatado. Sin duda alguna el queso de burgos es mucho más palatable que el Tofu, pero este segundo al ser una fuente proteica procedente de la soja ha mostrado mayor protección de la mucosa y menor estimulación de las secreciones gástricas (Journal of nutrition 121:1673-1683. Gastroenterology 95:920-926)

Unos detalles respecto al tofu. Es una proteína de alta calidad procedente de la soja, es de color blanco y tiene una consistencia física similar a la de un queso como podría ser el de burgos. Es alto en proteína de muy alta calidad, rico en calcio, bajo en colesterol, contiene isoflavonas. Una vez abierto hay que guardarlo en la nevera cubierto de agua y consumirlo en un plazo no mayor de 7 días.

 

 

Purinas, nucleótidos y poliaminas. No vamos a complicarnos la vida con definiciones bioquímicas ni con esquemas de estructuras atómicas, baste decir que estos componentes están relacionados con las proteínas (aminoácidos) y tienen efectos benéficos de cara al intestino.

Las poliaminas pueden ser producidas por las bacterias intestinales y las enzimas de la mucosa, pero también están presentes en altas cantidades en las proteínas de la soja, de ahí la importancia de incluir tofu en la dieta de perros con problemas gastrointestinales o con el intestino “tocado” como es el caso de los pacientes con cáncer sometidos a quimioterapia. Estas poliaminas estimulan la regeneración de la mucosa y son producidas a partir de la arginina (un aminoácido). Por otra parte, las purinas son necesarias para construir los bloques que contribuyen a la regeneración celular.

Los nucleótidos van más o menos en la misma línea y además ayudan a mantener una buena respuesta inmune intestinal, y esto es muy importante porque este tipo de pacientes están inmunocomprometidos. Las carnes rojas son ricas es nucleótidos, el problema es que no son las más adecuadas para pacientes con problemas gastrointestinales. Sin embargo, existen muchas otras fuentes ricas en nucleótidos como lo son los espárragos, coliflor, champiñones, lentejas y espinacas.

Espinacas. En la dieta que hemos creado la hemos adicionado con espinacas como fuente de fibra pero sobre todo por el tema de los nucleótidos. Las espinacas han demostrado inhibir la destrucción del ADN, crecimiento de células cancerosas y tumores. En ratones se ha comprobado, después de dos semanas de ingesta, la supresión del crecimiento del adenocarcinoma en colon. (Lipids. August, 2008).

Dieta casera para perros con cáncer.

Lo decíamos al inicio de este artículo. Existen dietas procesadas específicas para perros con cáncer. Intentamos dar otras opciones cuando el paciente no quiere comerlas o el propietario prefiere otro tipo de alimentos. La ventaja de este tipo de dietas es su frescura y por lo tanto mayor aceptación por parte del enfermo.

Uno de los peores errores que se pueden cometer en la alimentación de un paciente con cáncer es no dar un alimento específico para su condición. La mayoría de los alimentos procesados tienen un exceso de cereales y ya hemos visto lo perjudicial que resultan los carbohidratos en esta enfermedad.

La dieta que utilizamos es a base de de pollo (ricos en grasa, calcio y proteína animal), mollejas de pollo (proteína), hígados de pollo (fuente de vitaminas), huevos (Excelente fuente de proteína y ácidos grasos), tofú y espinacas.

Como regla general, hay que intentar que el perro con cáncer como, ¿lo mejor? proteínas de  origen animal: carne de res, pollo, conejo, pescado. Se le pude preparar también un huevo revuelto (sin sal), la mejor de las proteína por su alto valor biológico.

Este artículo está dedicado a propietarios de perros con cáncer que buscan orientación sobre la nutrición de sus mascotas. Es simplemente una guía para tomar conciencia de la importancia de la nutrición en este tipo de pacientes por lo que recomendamos acudir a su Médico Veterinario con el fin de obtener una asesoría integral sobre esta enfermedad.

Carlos A. Gutiérrez, Veterinario. Col. 5950

 

Fuente: http://www.nutricionistadeperros.com/2011/10/26/dieta-casera-para-perros-con-cancer/

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: