«

»

Noticias: Miles de perros semisalvajes invaden las calles de Detroit por culpa de la crisis

  • noticiasSe estima que más de 50.000 cánidos ocupan casas abandonadas y descampados
  • El de los carteros es el colectivo que más ataques ha sufrido

La crisis tiene mil caras. Una de las últimas en hacerse visible es la de los perros abandonados, que en la ciudad estadounidense de Detroit, se cuentan por miles. Algunas estimaciones señalan que esta urbe de 700.000 habitantes tiene en sus calles una masa de 50.000 perros abandonados, una situación que ya está comenzando a provocar problemas entre sus habitantes.

perros detroitEl golpe brutal que la crisis ha dado a esta ciudad ha provocado que sean miles las familias que se han visto obligadas a abandonarla, dejando un gran número de casas vacías que ahora aprovechan los perros, también abandonados, para ocuparlas. Un oficial de la división de Control Animal del Departamento de Policía recordaba estos días en un medio local una anécdota que sirve para ilustrar la situación. En una de las muchas casas vacías un grupo de ladrones arrancó las tuberías con el fin de venderlas después. La sustracción provocó inundaciones en el inmueble. “Los perros se divertían como en una fiesta en una piscina”, señaló.

Los servicios de atención a los cánidos abandonados hace tiempo que han perdido la capacidad para hacerse con el control de la situación. Desbordados por la cantidad de animales que recogen de las calles, se ven obligados, según medios locales, a sacrificar a más del 70% de ellos.

ATAQUES

Los problemas de sobrepoblación y salvajismo de los perros han provocado la multiplicación de los ataques. Mascotas que aún cuentan con dueño han sido los primeros en constar como damnificados, pero los carteros también están siendo uno de los principales blancos de los cánidos. Y es que Detroit ya figura como la sexta ciudad de EE UU con más ataques de perros a trabajadores del servicio postal.

Sociedades protectoras de animales norteamericanas ya han realizado donaciones para poder poner en marcha un plan de choque con el que capturar y castrar a estos animales, con el fin de que no se sigan reproduciendo. “La ciudad parecía post-apocalíptica, ya que no hay empresas ni ninguna otra cosa salvo personas en las casas y perros corriendo por ahí”, señaló Amanda Arrington, de la Humane Society of the United States.

Y es que, la ciudad de Detroit, vive sus horas más bajas desde que el pasado mes de julio decidiese declararse en bancarrota. La que fuera la capital de la industria del automóvil se vio obligada a adoptar esta medida después de una década de deuda creciente, ya alcanza los 18.500 millones de dólares, y población menguante.

16.09.13 – 13:12 –

ELCOMERCIO.es | GIJÓN |

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: