«

»

Lobos: «Los lobos son más profesionales matando que los perros, pero se parecen mucho»

Entrevista a Juan Carlos BlancoLOBOS ICO

«Más que existir conflictos con los cánidos, lo que hay son problemas de hombres contra hombres»CARLOS GIL. – ¿Cómo está la población lobuna en Zamora?

– Yo creo que está bien, pero lo cierto es que desde el año 2001 no se hace un censo completo. Pero nosotros hemos estudiado los lobos con transmisores desde hace diez años, algunos de ellos marcados en Zamora, y más o menos tenemos una idea de cómo están las manadas en algunas zonas de la provincia. Y parece que no ha habido grandes novedades. Zamora siempre ha sido una provincia con muchos lobos, es la provincia de España que mayor densidad de lobos tiene. No ha habido grandes cambios y la situación está estable.

– ¿Cuántos puede haber?

– En el último censo que le he comentado encontramos unas cuarenta manadas lo que a lo mejor son 300 lobos. El próximo censo se realizará dentro de dos años.

– ¿Se ha ido extendiendo la especie?

– En Zamora no ha ocurrido como en otras provincias, donde los lobos desaparecen y luego regresan. Aquí desde hace veinte años la situación está estable. Quizá donde se ha extendido un poco, también con altibajos, ha sido al sur del Duero, en la zona de Sayago. Precisamente es la zona más conflictiva: sólo hay el diez por ciento de los lobos, más o menos, pero hacen el 40 por ciento de los daños de la provincia. Es la razón por la cual no se acaban de asentar. La densidad al sur del Duero es cinco veces menor que al norte del río.

– Y sin embargo, producen más daños.

– Está todo relacionado. Hay menos densidad porque hacen más daños y entonces se les persigue más.

– ¿Se está siguiendo una política adecuada en la gestión del lobo?

– Yo creo que sí. En Zamora no hay una población de lobos que esté en peligro de extinción. Es una población numerosa, importante, pero tampoco hay grandes conflictos ni grandes problemas. Hubo hace años un conflicto, pero que era más social o mediático que real, que es el de los lobos que se cazaban en la Sierra de la Culebra. Era una cuestión más de valores o de formas de pensar que un conflicto de conservación, porque el hecho de que se cacen unos pocos lobos en la Sierra de la Culebra, donde hay muchos ejemplares, no es un problema de conservación, no tiene efectos reales sobre la población.

– El lobo produce filias y fobias muy acusadas.

– Los distintos grupos sociales mantienen diferentes puntos de vista sobre el lobo: los ganaderos y la gente del mundo rural tiene una perspectiva del lobo muy diferente a la gente urbana, sobre todo los que viven lejos de las zonas donde habita el lobo, los “madrileños” . De lo que se trata un poco es de integrar todos los puntos de vista, intentar convivir entre nosotros, los que tenemos distintas percepciones del lobo. Muchas veces se ha dicho que en los conflictos del lobo se involucran hombres contra hombres, es decir, distintos grupos sociales. Es más una cuestión de actitudes y de formas de pensar que otra cosa.

– La Sierra de la Culebra es donde más lobos puede haber de la provincia, ¿no es así?

– Sí, en el noroeste provincial. La Culebra y La Carballeda siempre son las zonas donde más lobos ha habido.

– ¿Tienen unas buenas perspectivas de futuro?

– Aparentemente sí. En Zamora no se han hecho todavía demasiadas autovías. Si se mantiene el hábitat un poco, es decir, decentemente, los lobos no van a tener grandes problemas. En otros sitios podrían llegar a tenerlos. Porque estamos viviendo una época de una presión tan grande sobre el hábitat, más que sobre los lobos, con las autovías, por ejemplo, que hay manadas que están literalmente enmarcadas por este tipo de infraestructuras: les pasan una por un lado, otra por otro…prácticamente aislados. Los lobos pueden cruzar a veces por los puentes de las autovías, pero claro, llega un momento que hasta los lobos, que son animales muy activos, no pueden vivir con tanta carretera y tanta autovía. En Zamora esos problemas cada vez son mayores, como en todas partes, pero todavía no se ha llegado a esos extremos.

– ¿Cómo diferenciar en los ataques al ganado si se trata de una lobada o de un ataque de perros?

– Esa es la pregunta del millón. Llevo mucho tiempo estudiando a los lobos y doy cursos a los guardas de muchas comunidades autónomas, y esa es la primera pregunta, ¿cómo sabemos si los lobos o perros?. Y yo siempre lo digo, la mayoría de las veces no lo sabemos. Porque realmente los perros son lobos domesticados hace catorce mil años, que desde el punto de vista evolutivo es nada, ayer. Entonces, los perros hacen todo lo que hacen los lobos: atacan igual, hacen las mismas huellas, los perros aúllan, los lobos ladran, y es muy difícil a veces distinguirlos con total certeza. En el caso de las lobadas también es complicado. Hay gente que dice que los lobos son más profesionales matando, entonces dan un mordisco al pescuezo muy claro. Las personas que hacen estas evaluaciones de los daños suelen llevar un bisturí o una navaja, quitan la piel a las ovejas, ven los mordiscos del pescuezo y si hay uno solo y claro muchas veces hacen pensar que son como de lobo. Y si hay varios mordiscos induce a pensar que pudieran ser más bien de perro. Pero conseguir la certeza absoluta de si son lobos o perros es bastante difícil.

– ¿Por qué hay que conservar a los lobos?

– Otra pregunta del millón. Un ganadero, nos diría que bueno, por qué conservar en tu casa las cucarachas o los bichos que no hacen más que daño. Para un biólogo como yo es una pregunta de respuesta muy obvia: han estado siempre ahí, forman parte de nuestro paisaje, de nuestro ecosistema, de nuestra cultura, y por eso hay que conservarlos. Quizá la forma de plantearla es ¿cómo debemos conservar a los lobos para que las personas amantes de estos animales podamos convivir con las personas perjudicadas por los lobos?. Yo creo que todos los profesionales que trabajamos con los lobos, en mi caso desde hace veinte años, vemos que hay que encontrar un equilibrio, que se puede lograr fomentando las poblaciones que hacen menos daños al ganado y limitando más las que son más dañinas. Hay una política de subvenciones para la ganadería compatible con la conservación de la naturaleza, y la Junta también subvenciona las franquicias de los seguros. En estos momentos los ganaderos españoles están recibiendo mucho dinero. También hay un programa de medidas preventivas, como mastines o vallas eléctricas en algunas provincias.

«No me alarma que se cace al animal»

– ¿Es partidario de permitir que se cace al lobo?

– En realidad es una especie cinegética y lo ha sido siempre. Al norte del Duero ha sido siempre una especie cinegética. Ahora va a haber un Plan de Gestión del Lobo, que en ese sentido a la mayor parte de los lobos de Zamora, un 90%, no les afecta para nada. Y al sur del Duero es donde va a cambiar un poco la forma de controlar a los lobos. Hasta ahora lo han hecho exclusivamente funcionarios de la Administración, es decir, la guardería, que tiene patrullas y en lugares donde son conflictivos se dedican un poco a reducir las poblaciones. A partir de ahora no sé cómo se va a aplicar el Plan de Gestión, porque todavía no está aprobado, pero probablemente lo van a hacer los cazadores. Pero va a ser con unos cupos, que van a estar controlados por la Administración. El lobo al sur del Duero va a seguir tutelado por la Unión Europea, de tal forma que si la nueva fórmula del Plan de Gestión se demuestra que no garantiza la conservación del lobo al sur del Duero se podría pedir que se cambiara. Pero vamos, eso no me alarma en absoluto.

Fuente: http://www.laopiniondezamora.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2098_2_243791__Zamora-lobos-profesionales-matando-perros-pero-parecen-mucho

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: