«

»

Cosas de Perros: Esperanza de vida animal: las mascotas también viven más

cosasdeperrosEsperanza de vida animal: las mascotas también viven más

Por María Eugenia Pintos

Es porque los alimentos balanceados y los medicamentos hicieron crecer la expectativa de vida. Expertos consultados por Clarín derriban el mito de que un año del perro equivale a siete del hombre.

01/09/13

Perros y gatos, por sobre todas las cosas: en el 38% de los hogares argentinos hay al menos una mascota, según datos de Quiroga Medios en base a Ibope. Por eso, a medida que envejecen, una pregunta tortura a sus dueños: ¿Hasta cuándo van a vivir? Se creía, por ejemplo, que para saber la edad biológica de un perro se tenía que multiplicar sus años por siete. Sin embargo, de acuerdo con los últimos estudios, la teoría es errada. Lo que sí es concreto es que su expectativa de vida crece.

“La primera gran regla es que los animales pequeños viven más que los grandes. A partir de ahí destruimos cualquier mito”, explica el veterinario Juan Enrique Romero. Y agrega: “Hay razas que, por sus genes, tienen una esperanza de vida menor. A partir de ello aparece el promedio de la especie, que surgirá de promediar las razas gigantescas con las razas pequeñas. Así, definimos que el promedio de vida de un perro podrá ser de 12 años ”. ¿Y qué ocurre entonces con la esperanza de vida? “Exactamente lo mismo que sucede con los seres humanos”, dice Romero. “Con los medicamentos, las comidas y una mejor calidad de vida, viven más. Es multifactorial: si están cuidados, van a vivir más años. Igual que los humanos”, cierra Romero.

La variabilidad genética de las razas caninas hace que algunas estén más expuestas a males mortales que otras. “La enfermedad que muestra la correlación más fuerte con el tamaño es el cáncer. Su incidencia aumenta con la edad y el riesgo de los perros grandes es cinco veces mayor al de los pequeños”, asegura Daniel Promislow, profesor de Genética de la Universidad de Georgia, citado por BBC.

IMG_6944_

Yala (la husky pelirroja) rescatada de una perrera de Madrid por La Sonrisa Nórdica acaba de cumplir 15 años.

La multiplicación “siete por uno” para calcular la edad biológica de un perro apareció en la década del 60.

Nunca tuvo rigor científico, pero se popularizó mundialmente. Sin embargo, para medir el envejecimiento se deben tener en cuenta distintos factores y las diferencias en cuanto a la expectativa de vida de la raza. De aquí se desprende que para calcular la edad biológica de un perro en comparación con un humano no sean iguales sus primeros años que los últimos. Según las últimas investigaciones de veterinarios británicos y de EE.UU., en general la regla es que durante los primeros dos años de vida se calculan 12,5 años por año humano para perros pequeños, 10,5 años por año humano para los perros medianos y 9 años por año humano para los perros grandes. A partir del tercer año, cada año se cuenta diferente según el tipo de raza: un año biológico de un perro pequeño equivale a menos años humanos que otro de un perro gigante.

El avance en los alimentos también contribuyó a derribar el mito de que un año de un perro equivale a siete años humanos. “Numerosas enfermedades nutricionales antes comunes, hoy casi no se ven gracias al avance de los alimentos balanceados”, aporta Carlos Vázquez, veterinario del área técnica de Nestlé Purina. El experto añade: “El promedio de vida se ha extendido por los avances en la medicina veterinaria y en la prevención de las diferentes patologías y por los cambios en su alimentación”.

Silvina Muñiz, asesora veterinaria de Eukanuba, coincide: “Los perros mayores tienen necesidades nutricionales significativamente diferentes de los perros más pequeños. Los signos de entrada a la vejez pueden incluir problemas dentales, un pelaje sin brillo y seco, descamación en la piel, rigidez en las articulaciones, pérdida de energía, aumento de peso, problemas digestivos y pérdida de masa muscular”.

Eduardo Pacheco, gerente científico del bioparque Temaikèn, explica que en la medida en que se tienen más controlados los factores externos, como por ejemplo el cambio climático, “va a subir la expectativa de vida de los animales. Y cuánto más los conocemos, podemos lograr que vivan en condiciones más controladas”. Como consecuencia, los animales viven más.

Fuente: http://www.clarin.com/sociedad/Esperanza-vida-animal-mascotas-viven_0_985101618.html

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: