«

»

La Sonrisa Nórdica de Odín

Hoy os traemos otra maravillosa Sonrisa Nórdica, la de Odín 🙂historiadetunordico

Odín estuvo mucho, muchísimo tiempo en una perrera de Córdoba, corría mucho riesgo de sacrificio por llevar tanto tiempo allí… pero afortunadamente Sonya se fijó en él a través de nuestra web, y Odín viajó hasta Pamplona, donde ahora vive con una gran manada de la que es un miembro más, feliz! ♥

Entre todo ese viaje hizo falta alguien en Madrid para llevarle a castrar y nos ofrecimos voluntariamente.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Queréis conocer la historia de Odín? ¿Cómo se adaptó a su nueva vida? ¿Cómo pasó de ser un gruñón de mirada clara a un simpático lobito mimoso? Pues aquí os dejamos la entrevista con su adoptante, gracias Sonya!!!

Entrevista >>>

 – ¿Por qué te decidiste a adoptar? ¿Qué significa para ti “adoptar”?
A Odín concretamente decidí adoptarlo para correr en carreras de perros, aunque ya no voy a correr. Otros han sido por diversas cuestiones como cogerles cariño al tenerles en acogida, querer un peludo más en la familia, etc.

– ¿Buscabas un nórdico? ¿Conocías esta raza o habías tenido nórdicos antes?
No he tenido antes nunca esta raza, pero la conocía bastante bien pues me han gustado desde siempre.

– ¿Crees que un nórdico es diferente a otras razas? ¿Por qué?
Un nórdico es diferente porque en cierta forma es más independiente. Puede ser mimosón y hacer caso, pero pienso que de todas las razas que hay, a ésta le queda un poquito de gen salvaje, como sus antepasados. Eso los hace especiales, diferentes y únicos. Hay que entenderles, quererles y saber educarlos.

– ¿Cómo encontraste a Odín? ¿Dónde le viste? ¿Fue complicado el proceso de adopción?
A Odín le encontré a través de La Sonrisa Nórdica. Estaba en una perrera de Córdoba, y me lo sacaron desde la Protectora La Guarida. La adopción fué complicada pues hasta que lo tuve conmigo, por diversas circunstancias, tardó cosa de dos meses. pero por fin llegó.

– ¿Por qué Odín? ¿qué te hizo decidirte?
Quería uno de pura raza para poder correr en carreras en categoría de nórdico, y me decidí por Odín porque ponía que llevaba mucho tiempo en perrera y tenía fecha de sacrificio, así que también era una forma de evitar que lo mataran.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

– ¿Tuvo muchos problemas de adaptación? ¿Cuáles y qué soluciones tomaste?
Al principio era muy gruñón y se aislaba de todos los perros, pero riñéndole, acariciando a todos a la vez, sacarlo a pasear todos juntos, jugar todos juntos, etc., ya se le ha pasado. Ahora puede estar con cualquier perro y perra (con machos, como ya se sabe, entre algunos de ellos tienen más rivalidad, pero por parte de Odín, pasa de estos temas a no ser que algún macho vaya diréctamente a querer dominarle). Ningún problema; como en las personas, no todos nos tenemos que caer bien, y es cuestión de no estar todos en el mismo lugar, y ya está, jeje.

– ¿Qué es lo que más te costó enseñarle y cómo? ¿Qué es lo que no has conseguido enseñarle todavía? 🙂
A correr con la bici, jajaja. El arnés ya lo lleva tan normal, aunque es tan mimoso que se me echa cuando se lo pongo, pero tampoco es que lo haya entrenado bien todavía. Es muy listo, aunque un poco terco, jeje.

– ¿Crees que Odín es consciente de que fue abandonado? ¿Por qué?
Pienso que sí, porque intenta acapararme dándole mimos y llamando mi atención.

– ¿Crees que hubo un motivo para su abandono? ¿O sabes el motivo por el que le abandonaron?
No sé porqué lo abandonaron la primera vez en la calle, y la segunda en la perrera fué porque lo acogió un hombre mayor en su piso, y cuando sus hijos llevaron a este hombre a un asilo, a Odín lo llevaron a la perrera. No tenía chip y debían llamarle con palmadas y silvidos, pues comprobando cosillas al no saber su nombre real, atendía y todavía hay veces que sigue atendiendo de esta manera.

– ¿Qué es lo que más te gusta de Odín? ¿Y lo que menos?
Lo que más me gusta es lo mimosón y bueno que es, y lo que menos es el ramalazo de nórdico que tiene, como ir a su aire si le sueltas la correa y hacer como que no te escucha cuando le llamas, sin obedecer en venir.

– ¿Crees que Odín puede convivir sin problemas con un niño, o con varios?
Sí, si ningún problema, aunque mucho rato no creo que le gustaría que le incordiaran, pero les daría aviso, no les mordería.

– ¿Crees que Odín puede convivir sin problemas con otros perros, gatos u otros animales, o con varios?
Con perros convive perfectamente. Con gatos no creo, y con otros animales, le llaman mucho la atención y por ello, aunque sea sin querer, por curiosidad, podría lastimarlos. De hecho tenía dos ninfas, una murío en estas circunstancias y la otra la dí por si acaso, que no acabara igual.

– ¿Nos puedes contar una anécdota o algo que te sorprendió que hiciera al principio? O después…
Algo que me ha llegado a sorprender es que de ser bastante gruñón, ha pasado a querer jugar con miembros de la manada, aunque se le nota que no sabe muy bien cómo hacerlo, jajaja. Este cambio me ha llevado cosa de 6 meses, pero cuando les quieres de verdad, sabes bien que hay que tener paciencia, no agobiarle mucho con las cosas, y dejarle un poco a su aire para que se sienta a gusto. Ahora, hasta ya le he enseñado a esperar a comer del plato a que yo le diga que puede coger la comida. Si se quiere, con paciencia y buenos sentimientos, se pueden conseguir muuuchas cosas.

– ¿Volverías a adoptar?
Claro que sí volvería a adoptar, pero esperaré un poco, pues con cinco ya es suficiente para mí sola, jeje.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

– Cuéntanos lo que quieras de Odín, piropéale! 🙂
Es guapísimo y tiene una mirada que penetra, llena de ternura. Es muy cariñoso y aunque a veces es independiente como un gato al que sólo quiere que le acaricien cuando él lo busca, si le obligas, también lo acepta. Te mira como diciendo: “Joé! Qué pesada!” Pero se deja. Tiene buen carácter. Tiene sus cosillas, pero me gusta pues cada uno tiene que tener su personalidad específica, como las personas. No lo cambiaría por nada del mundo. Únicamente lo daría si a mí me pasase algo, o si conociera a alguien muy interesado en él, que le fuera a dar todo lo que él busca, y lo fuera a cuidar mejor que yo. Si no, es mi husky de bolsillo, jeje (es mediano; me llega por la rodilla más menos).

– Mándanos una foto de su sonrisa nórdica 😉
Os envío unas cuantas! Elegid las que queráis. También tengo algún vídeo que os lo envío en otro correo, pues aquí no entran.

Muchas gracias por acordaros de nosotros. Un abrazote para todos y muchísimas gracias por la ayuda que me brindásteis con el precioso Odín !!!!!! Nunca lo olvidaré. Es mi último niño en llegar, pero ya se ha hecho un hueco en nuestro corazón como si llevara años con nosotros.

Besotes y abrazotes muuuuuuchos !!!!!!!!!!

Y claro… cómo vamos a poner una sola foto con lo guapo que es Odín, y toda la manada!!! 🙂

Gracias Sonya!!!!!!!


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: