«

»

Historias y Opiniones: El placer de un amigo inteligente

Por Silvia Peláez Pezzi,
Criadora y Veterinaria.

De un tiempo a esta parte los perros nórdicos están proliferando bastante es nuestro país, pero hay historiasyopinionesque aclarar que existe una diferencia entre las razas nórdicas y, por ejemplo, las de pastor o las de guarda y defensa.
En efecto, en las razas de pastor la selección humana, que quería obtener una obediencia absoluta, casi mecánica, ha hallado un recurso muy astuto al mantener incluso en el perro adulto ciertas características juveniles de cachorro (neotenia).

img423a94795cc80Un Pastor Alemán de seis años es aún feliz si puede perseguir durante horas y horas un palo en un prado, un Husky puede perseguirlo un par de veces, pero luego le mirará como si le preguntase: “¿Aún durará mucho esta payasada?”. Y eso es porque un Pastor Alemán de seis años es un niño grande, mientras que un Husky de seis es un adulto consciente y maduro.
Los perros nórdicos, y en especial el Husky, al ser perros que sobrevivían en un ambiente peligroso y hostil, debían crecer por fuerza y aprender con rapidez a arreglárselas solos. No por sí mismos, quede claro, sino por sus amos, que necesitaban perros muy despiertos y capaces de tomar rápidas decisiones por sí solos. Un ejemplo: el perro jefe de jauría, el líder que está corriendo por la nieve y se da cuenta de que hay una quebrada ante él; el perro pastor o de caza tal vez se metería en ella para demostrar lo obediente que es, pero el perro de trineo cambia de camino por iniciativa propia y salva no su vida, sino la de su amo.

Por todo ello el perro nórdico (Husky) no es el típico perro faldero o adiestrable por cualquier persona desconocida; para poder hacerse con el cariño y respeto de estos perros hay que ser coherente, fiable y digno de confianza, a la vez que darle a entender que se es prudente y experto, es decir, que puede y quiere ser su maestro de vida. Para obtener este resultado deberá recordar que el cachorro no es un juguete, ni un niño, ni un objeto de decoración, ni un símbolo de estatus social. Es un perro joven que debe aprender muchas cosas y usted tiene que enseñárselas una vez alcanzado el nivel de relación con su perro, no piense que será un animal que hará todo lo que usted quiera; al contrario, será un gran amigo que sabrá comprender todo lo que le rodea e intentará satisfacerle en todo lo que pueda, e incluso se amoldará al estado de ánimo de su amo, estando alegre cuando se requiera, incluso sentándose a su lado a llorar si está deprimido.
En cuanto a su relación con el hombre es extremadamente amistosa, en especial con los niños, ya que a todos les encantan esos “pequeños cachorros humanos”, llegando a tener carácter protector, que en numerosas ocasiones se convierte en un gran apego por el ser humano inteligente, pues ven en él un gran amigo.
Por todo ello resulta evidente que no entran por los habituales sistemas de adiestramiento y de recompensa, puesto que no responden porque les des un premio, sino porque comprenden lo que deben hacer por el hecho mismo de hacerlo.
En cuanto a la adaptación ambiental, está claro que no se puede generalizar diciendo que España es un país cálido, es un país con gran variedad de climatología, igual que, por ejemplo, los Estados Unidos, en el cual residen la mayor parte de los mejores criadores del mundo.
El Husky es un perro que cuenta con un factor a su favor muy importante: están provistos de un manto medio corto que resulta el más adecuado para todo tipo de climas. Otra ventaja a favor de los pequeños siberianos es la sobriedad y la adaptación a cualquier tipo de alimento.
De igual modo, a lo largo de mi relación con los Huskies siberianos he podido comprobar que pueden pasarse la tarde tumbados a tu lado en pleno mes de agosto a pleno sol, al igual que acompañarle en todas las excursiones que realice a la montaña en los meses fríos del año.
Lo que está claro cuando hay “gente” que dice que presentan aullidos molestos, destrucción de muebles, comportamientos de frustración o agresividad contra el ser humano… no se le puede echar la culpa en general a todo un grupo de razas, sino que hay que profundizar en el modo de vida de esos animales o en sus propios dueños, pues en muchos casos éstos son los culpables. Puesto que está claro que la inmensa mayoría de los perros de cualquier raza necesitan cariño y paseos al aire libre, cuando dicen que su mundo son 80 metros de una vivienda es porque esos perros no salen para nada de esa superficie, o si se refieren a que los 80 metros son para comer y dormir durante unas horas al día hay que felicitarlos, pues ni siquiera muchos perros, aun de razas grandes, tienen ese espacio para la mayor parte del día.
Otra de las cosas que parece generalizada es afirmar que “la belleza nórdica se debe al color de sus ojos”. Esta afirmación es bastante errónea, primero porque no todas las razas nórdicas tienen los ojos azules, lo cual muestra desconocimiento, y segundo, gran parte de los Siberians Huskies campeones de belleza de Estados Unidos son de ojos marrones, y actualmente en los rings españoles una gran parte son de ojos oscuros, siendo unos ejemplares excelentes; con ello no se quiere decir que los de uno y otro color sean mejores o peores; al contrario, no hay que mirar su color, sino la profundidad de su mirada.
En cuanto a los criadores españoles, muy preocupados por mejorar la raza e importar sangre nueva, me parece una falta total de respeto hacia ellos afirmar de forma generalizada que la belleza nórdica (Husky Siberiano) se convertirá en el “bodrio europeo”, pues hay que diferenciar claramente dos cosas: una tienda especializada, o un criador responsable, de una tienda cualquiera o de una persona que tiene una hembra y la cruza sin importarle los lazos de consanguinidad, y aprovechando el auge adquirido por la raza para sacarse un dinerito.
Resumiendo: hay que decir que si el Husky Siberiano se ha empleado en medios hostiles, siendo el único modo de supervivencia de pueblos enteros, como equipos de rescate en la segunda guerra mundial, etc., es porque es un animal en el que se puede confiar plenamente, tanto en su ciega obediencia como en su olfato e inteligencia y que no es un animal que se pueda someter por “personas inexpertas y propensas a emplear medios de fuerza”. En cuanto al entrenamiento en obediencia, podemos encontrar ejemplos claros con personas “aficionadas” que no se llaman expertas pero que en realidad son expertos conocedores de la raza) con Huskies, y que incluso realizan demostraciones en numerosos rings españoles, y a ellos hay que agradecerles su tesón y su saber hacer .

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: