«

»

Historia de tu Nórdico: LA HISTORIA DE SOL (por Sarah)

Sarah nos escribió, y nos explicó la historia de su perrita. Es una preciosa historia que recomiendo que historiadetunordicola leais.
Tal como ella nos pidió, aquí está la “LA HISTORIA DE SOL”:

——————————————————————————-
Os voy a contar la historia de mi perrita, que aunque no es un perro nórdico, sí lleva en sus genes esa raza, pues su madre era una husky, y ella lo ha heredado en la forma del morro, porque es solo un cruce de husky con un mestizo. Su historia es muy triste, a pesar de que ahora es la reina de la casa. Sé que os va a gustar.

¡Hola a todos! Soy una perrita de 5 años que me llamo SOL, aunque a veces también me llaman mis dueños SOLETE o NENA. La verdad es que no me importa como me llamen porque os puedo asegurar que me quieren con locura, sobre todo mi auténtica dueña, que es realmente quien me salvó de la miseria, del hambre y de la calle. Os voy a contar mi historia para que otros humanos se animen a adoptar perritos como yo, pues lo que menos importa es la edad que tengamos, ya que los que estamos abandonados y nos adoptáis, os lo vamos a agradecer cada segundo de nuestra vida.
Hace más o menos tres años, yo vivía con mi antiguo dueño que más tarde me abandonaría. Yo tenía un hermano y vivíamos en un garaje encerrados. Al poco tiempo tuvimos perritos, los cuales eran como mi mamá, pues tengo que decir, que ella era una Husky, y mi papá no sé ni lo que era. Como me crucé con mi hermanito, los perritos, que fueron 4 salieron como mi madre. Viviendo en ese garaje, nuestro dueño era malvado y no nos sacaba para nada, ni para hacer nuestras necesidades. Al poco tiempo, mi dueño me abandonó y mis cachorritos se murieron, salvo uno que empezó a vagar conmigo por las calles. Me encontraron unos niños del barrio en el que hoy estoy viviendo. A ellos les di mucha pena, pues estaba escuálida, pulgosa, apaleada, maltratada, miedosa y muy triste. De todo esto mi actual dueña no sabía nada, pues caí en sus manos meses después y a ella le contaron lo que había sufrido. Los niños venían a verme todos los días, puesto que como estábamos en verano ellos podían encargase de mí. Mi hijito murió, se llamaba Luna. Y estos niños me consiguieron un lugar para dormir. Era en una especie de granja, pero dormía en un cobertizo lleno de porquería. A pesar de todo, los niños venían todos los días a darme de comer y a pasearme. Se portaban muy bien conmigo. Un día me echaron de la granja donde vivía.
En ese momento deseé que alguien me llevase consigo. Y ahí es donde apareció mi actual dueña. Era el día 31 de agosto de 2002. Uno de los niños tenía una hermana mayor que en cuanto me vio se encariñó de mí. Me quedé una noche a dormir con ellos, pues no podían tenerme y estaban buscando a alguien que me pudiese dar cobijo. Pero pasaron los días y nadie quería adoptarme, además mi dueña no quería que nadie lo hiciese puesto que me tenía mucho cariño y adoraba a los animales. También hay que decir, que ella quería tener algún perro porque siempre le habían gustado. Y yo tuve la gran suerte de caer en sus brazos.
Soy la perrita más feliz del mundo, pues ahora tengo un lugar donde dormir, me dan de comer, también algún que otro capricho, pero sobre todo, me dan mucho cariño y amor. De esta maravillosa adopción ya hace tres años. Yo se lo agradezco a mi dueña todos los días, le recibo con saltos de alegría, lametones y algún aullido de felicidad, pues le quiero mucho, porque además también hay que decir, que me peina y me lava y que me compró un par de colchoncitos para perros para que durmiese mullidita. Desde que estoy con ella, no me falta ni una sola vacuna, incluso me colocó el chip para que nadie me pueda robar o por si un día llegara a perderme. Así siempre perteneceré a ella. Su novio también me quiere mucho, ya que él también me da muchos mimos y cuando mi ama no puede sacarme le deja el recado a él para que lo haga.
Ahora mis consejos van dirigidos a todos los humanos:
– Si nos adoptáis o compráis, no nos abandonéis, nosotros nunca lo haríamos, pues desde que estamos con vosotros os somos totalmente fieles, incluso más que las personas. Si por algún motivo no podéis mantenernos procurad darnos a personas de vuestra absoluta confianza para que nos cuiden como lo habéis hecho vosotros, no nos dejéis en la calle y mucho menos en las autopistas y carreteras. Es algo muy cruel, pues ¿cómo os sentaría a vosotros si fuese al revés?. Antes de decidir tenernos, pensad muy bien lo que vais a hacer, pensad en el paso que vais a dar, un paso muy importante y de responsabilidad, pues vamos a convertirnos en otro miembro de vuestra familia.
– Pensad primero en adoptarnos, somos muchos los que vagamos por las calles o los que estamos en una protectora de animales, o en perreras a punto de ser sacrificados. No miréis la edad que tenemos, no significa que porque no seamos jóvenes no valemos o que vamos a morir antes, simplemente pensad que todos los que estamos abandonados necesitamos cariño y que alguien nos mime. Ya veis que yo ya he cumplido 5 añitos y he sido adoptada y cada día estoy más feliz, pues sé que ésta va a ser mi casa para siempre.
Muchos dicen que soy fea o que tengo una oreja caída, pero a mi ama no le importó, me adoptó sin saber la edad que tenía, sin mirar mi aspecto, y por ello estoy totalmente feliz, porque sé que después de lo mal que lo he pasado, ha merecido la pena esperar un poco a que alguien me adoptara.
Espero que con este testimonio dejéis de abandonarnos, y que penséis que si a mí me han adoptado, a pesar de la edad que tengo también podéis hacerlo otros.
Muchos GUAUSSSS
SOL

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: