«

»

Historia de tu Nórdico: KARNAK 5, LLEGA MI PAPI ADOPTIVO: NICO

Enviado por esther

Buenas noches, vosotros que la tenéis y que no tenéis que aguantar los pedos de mi nueva hermanita. historiadetunordicoDormir junto a ella es como dormir al lado de la térmica de Tarragona: nunca sabes cuándo va a explotar (y cuando lo haga, más vale que te pille lejos)…Ojo, que me disperso y ya os estaba adelantando episodios. Tampoco es plan. Váyamonos pal tajo (aunque el Ebro pille más cerca… 😀 -pa chistes, el Buenafuente, aunque sean malos igual!!! 😀 ).

Lo que os explicaba el otro día, después de muchas velitas a San Anton, un buen día apareció un compañero de su trabajo en casa. Y, siguió apareciendo más, y más, y más. Hasta que un día ya llegó para no irse. Aclarémoslo: a mi, particularmente, me jodía. Y no porque descubriera que el latex no era comestible, noooooo…Sino porque había dejado de ser el rey. Maticemos, quizás: sobre cuatro patas, no había color: entre el plegalenguas y yo, el que tenía la voz cantante, era yo. Pero coño, entre aquel otro peludo que iba sobre dos patas y yo…Joer, la cosa se dividía. A ver, yo estaba acostumbrado a hacer lo que me rotaba, y, cuando digo lo que me rotaba, me refiero a todooooo lo que me rotaba. Y llegó él, y se jodió el invento. Un buen día, estaba como siempre, a lo mío, intentando robar una barra de pan de encima de la mesa (uno de mis vicios, pa qué lo vamos a negar!!!) cuando apareció “aquello” con un diario doblado y a puntito estaba, rozando el costrón, cuando, pataplaaaaf, hostia que te crío. Me quedé apollardao mientras me decía: “Vamos a comenzar a aprender modales, eh, pequeño????” Y yo, pensé: “¿Por qué no comienzas a aprender tú los que has perdío, boquerón, que, pedazo hostia me has endiñaó???” Joer, pero se me quitaron las ganas de seguir sableando a la hora de comer…de comer ellos, vamos. Yo me tuve que conformar con mi pienso y a esperar lo que caía, que, en el fondo, siempre seguía y sigue cayendo. Un buen día incluso se casaron,…ufffffffs…pero esperad, porque antes de éso llegó “el hijo de la pollera”, como se dice por Catalunya. Más que “el hijo de la pollera”, es “el hijo del pollero”, vamos, el mimado por parte de mi papi. jejeje…lo admito, a Tommy, incluso yo lo mimo…Pa no cansaros, ésto os lo explico ya en el próximo capítulo: “Karnak 6, Tommy: mi discípulo” ( 🙂 🙂 🙂 ) Besotes y un abrazo de nórdico a medio afeitar…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: