«

»

Historia de tu Nórdico: KARNAK 4, RESUCITO EN URGENCIAS SIN PASAR POR LAS MANOS DE GEORGE CLOONEY…

Enviado por esther

Buenaaaaas…”y sigo, y sigo, y sigo”: Total que aunque mi dueña nos inflaba al Program y a las pipetas historiadetunordicodel Frontline, tuve que pillar, de entre miles de garrapatas posibles que circulan por la ciudad, una que me contrajo la enfermedad de las Ricketsias. El Dr. Vilaret, mi veterinario del Clot (coño, aprovecho pa hacerle la “publi”, como dicen los otros: pa un veterinario decente, honrado, simpático, amoroso, barato, eficiente, vamooooos…pa un veterinario como Dios manda que encuentras, vale la pena aconsejar a todo un crack, nones???

Al fin y al cabo, él representa el 50% de mi resurrección, jope!!!) le aconsejó que me llevase al único hospital que conocía que podía remontarme. Este hospital, después sería bastante conocidillo porque apareció en una serie de reportajes sobre veterinarios. Estaba y está en la zona de Vallcarca, en Barcelona y es el Ars Veterinaria (coño, también os lo digo porque es más de lo mismo: es el otro 50% responsable de que siga viva. Un respetoooooo…). Me subieron en taxi, un amigo de mi dueña y mi dueña, hasta el hospital, y allá, en brazos, llegué hasta la consulta. En seguida llegó Yolanda, mi doctorcita, que nos dijo que tenían que volverme a pinchar para otra analítica. Estaba hasta los mismísimos de tantos pinchacitos, entre el suero y las analíticas, e hice un amago de ir a pegarle un bocado, pero, no tenía fuerzas ni pa abrir la boca. Más me valía no rechistar y dejarme hacer, que parecía que sabían mejor que yo cómo me encontraba. Le preguntaron a mi dueña cuál había sido el tratamiento, cosa que explicó detalladamente. Francamente, me hacía cruces de lo que me habían llegado a hacer en tres o cuatro días. No tenía fuerzas ni para recordar. Una hora más o menos después, volvió con los resultados, que eran terroríficos, por cierto. Sólo había una posibilidad: un par de transfusiones para intentarlo. Mi dueña y Miguel Angel, su amigo, se despidieron de mí, y yo, les lamí lo mejor que pude, para recordarles que les quería. Tres horas después aproximadamente, aparecieron las bolsas de sangre y me las comenzaron a pasar, mientras ellos estaban en la salita esperando y la noche caía sobre el asfalto. Hacía las diez y media, bajaron a verme a mi jaulita de recuperación. Me habían traído una manta de las mías y una samarreta de mi dueña sudada para que me durmiera con su olor. Les aconsejaron que se marchasen a casa y que si había alguna novedad, llamarían. Yo, estaba rodeado de muchos compañeros más, cada uno en su jaula…Incluso había un San Bernardo enorme, que llevaba un mes y que decían que estaba muy muy grave. Me quedé dormido entre historias y ronquidos y durante toda la noche, no hubo ninguna llamada a casa. A las diez de la mañana, como un clavo, apareció mi dueña ojerosa. Sólo se me ocurrió lamerle las manos como un loco. No estaba en mis mejores momentos, pero estaba. Y eso, era muy mucho, jejeje…Tocaba consulta y el Dr. Joan, el jefe de todos ellos, llegó sonriendo. Volvía a estar encima de una camilla y con mi dueña y más tarde, Miguel Angel al lado. Dijo: “Hombre, me parece que vas a salir adelante” Y yo pensé: “¿No te habrás creído que he aguantado todas esas cabronadas pa acabar más seco que la mojama?” Y él dijo: “Pareces un perro muy fuerte” Y mi dueña dijo: “Ya ha pasado por un moquillo” Y yo pensé: “Y tú por una varicela, no, chata??? (y ahí sigues…)” La analítica salió estable, bajita pero moderada, y nos dejaron marchar para casa. Otro taxi de vuelta y Oddie saludándome a su estilo: doblando la lengua. No estaba para muchos trotes, pero, con muchos extras de quesitos y kinder-buenos, la medicación entró y, poco a poco, me fuí recuperando. Hoy por hoy, ya sólo forma parte de mi abultada historia clínica y de los ficheros de mis veterinarios… 😀 😀 Buenooooo…así han ido pasando los años y, pronto aparecería alguien más en casa, pero éste ya caminaba sobre dos patas…Ya os seguiré explicando cómo lo llevé. Adiositos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: