«

»

La Sonrisa Nórdica de Honey (Iru)

Iru fue rescatada por nuestra asociación, La Sonrisa Nórdica – Madrid, de la perrera de Etxauri. historiadetunordicoGracias al aviso de Las Txicas de Etxauri, y a la colaboración de Joserra y Paula, viajó desde Navarra a Madrid. Vino muy delgadita, y estuvo un tiempo en la residecia recuperándose, hasta que finalmente viajó a Alicante con Didac, para llegar a su nueva familia.

Ahora Iru se llama Honey y vive con Buck, un precioso pastor alemán. El cambio que ha dado ha sido increíble! Sólo necesitaba saber lo que era una familia para por fin sentirse integrada… para sentirse querida 🙂

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Muchas gracias Diana, porque gracias a vuestra familia hoy Honey se siente especial, se siente querida, se siente como si tuviera un lugar en este mundo, y lo mejor de todo es que lo tiene, todos lo tenemos.

Entrevista >>>

– ¿Por qué te decidiste a adoptar?
La razón de adoptar a Iru (ahora llamada Honey) fue por un lado debido a mi perro Buck. Hacía unos meses falleció su compañero de juegos y se notaba bastante triste. La compañía humana a veces no es suficiente si están acostumbrados a convivir con más perros y ése era el caso de Buck. Por eso decidimos adoptar a una perrita, queríamos que fuera una raza grande porque nuestro Buck es un pastor alemán (algo más grande de lo normal para su raza) y queríamos una perra con la que pudiera jugar sin lastimarla.

– ¿Qué significa para ti “adoptar”?
Creo que adoptar en este caso es dar una segunda oportunidad a un ser vivo. Pienso que es una demostración de amor por parte de quien adopta aunque en muchos casos somos nosotros los “adoptados” por ellos.

– ¿Buscabas un nórdico? ¿Conocías esta raza o habías tenido nórdicos antes?
No buscaba ninguna raza en particular al principio. La única condición es que fuera una hembra esterilizada y que fuera de raza grande para jugar con Buck. Si que es verdad que siempre he sentido debilidad por los nórdicos. Es una raza que me fascina tanto por su innegable belleza como por su caracter amigable, activo e independiente. A los 7 años mis padres me compraron una hembra de Husky. Yo soy hija única así que para mí, mi perra fue durante mi infancia como una hermana. Desde que murío ya mayor a causa de una enfermedad no volvimos a pensar en adoptar otro Husky.

– ¿Crees que un nórdico es diferente a otras razas? ¿Por qué?
Creo que cada raza tiene unas características propias por supuesto tanto físicas como de carácter. En este sentido creo que es muy importante conocer bien la raza antes de decantarse por una o por otra. Nosotros también somos muy diferentes, hay gente más activa, gente mas tranquila, más nerviosa o menos y es importante adoptar un perro de una raza con la que nos compenetremos. El nórdico es un perro que necesita mucha actividad física, es muy activo, muy juguetón y hay que tener en cuenta esto antes de adoptar, pensar si realmente le podremos dar aquello que necesita. Otra peculiaridad de los nórdicos es que a veces son algo independientes y cabezotas, algo que la persona que los adopta tendrá que tener en cuanta porque hace falta paciencia para educarlos sobre todo si son pequeños, aunque es una característica que les acompañará toda la vida.

– ¿Cómo le encontraste? ¿Dónde le viste? ¿Fue complicado el proceso de adopción?
Al principio al decidirme a adoptar acudí a la protectora de mi ciudad pero no encontré ninguna hembra de tamaño grande así que decidí mirar por internet ya que a mi gatita la adopté también a través de la web. No me acuerdo muy bien en qué web ví la descripción de Honey, pero sé que habían muchos nórdicos pendientes de adoptar. La fotografía que salía de ella no se veía muy bien pero se podía apreciar que era de tamaño grande. La descripción me lo confirmó: hembra cruce Husky y posiblemente mastín u otra raza grande. Envié una solicitud que fue contestada muy rápidamente y así comenzó la adopción. Me enseñaron otras fotos de la perra y me enamoré de ella. Los miembros de la Sonrisa Nórdica me pusieron todas las facilidades posibles para que la adoptara. Todo fue muy rápido y sencillo.

– ¿Por qué él Iru (Honey)? ¿qué te hizo decidirte?
Creo que ya lo contesté en la pregunta anterior, era una perra grande y más tarde al verla me enamoré.

– ¿Tuvo muchos problemas de adaptación? ¿Cuáles y qué soluciones tomaste?
Ninguno. Es una perra realmente estupenda. Como es normal le costó coger confianza con toda la familia, pero en un par de meses ya era un miembro más. Se notaba que había sufrido, quizás no en el sentido de que la hubieran maltratado pero sí por no haber encontrado aún un hogar en el que quedarse.

– ¿Qué es lo que más te costó enseñarle y cómo?
Creo que enseñarle no le he tenido que enseñar nada, es una chica muy muy lista y con que le digas una vez lo que no quieres que haga ya no lo vuelve a hacer. Por ejemplo mi padre tiene un pequeño huerto y cada vez que se metía le decía “no”, ahora ya sabe que en esa zona no puede estar.

– ¿Qué es lo que no has conseguido enseñarle todavía? 🙂
Que venga el 100% de veces cuando la llamas. Si está haciendo la siesta ya puedes llamarla que ni caso jajaj.

– ¿Crees que tu Iru (Honey) es consciente de que fue abandonada? ¿Por qué?
No sé si será consciente de que fue abandonada pero sí de que hasta ahora no ha tenido un hogar de verdad, que siempre ha ido de familia en familia. Lo noté en su mirada cuando llegó. Quizás me equivoque pero era como si pensara: Bueno, un sitio más, a ver cuanto duro aquí. Yo me moría por poder decirle, tranquila, que éste es el definitivo.

– ¿Crees que hubo un motivo para su abandono? ¿O sabes el motivo por el que le abandonaron?
No creo que existan motivos para abandonar a un animal, igual que a ninguna persona. En LSN no sabían el motivo por el que la dejaron.

– ¿Qué es lo que más te gusta de Honey?
Bueno, de Honey me gusta todo. Es dulce, cariñosísima, te da besos nada más te vé, es tranquila, obediente y juguetona y como ya dije antes listísima.

– ¿Y lo que menos?
Lo que menos, quizás los pelos que suelta cuando cambia el pelaje (sacamos bolsas y bolsas de pelo cuando la cepillamos) y aún así sigue soltando pelo.

– ¿Crees que Honey puede convivir sin problemas con un niño, o con varios?
En casa no hay niños, pero sin duda por el carácter que tiene se llevaría bien con ellos.

– ¿Crees que Honey puede convivir sin problemas con otros perros, gatos u otros animales, o con varios?
De hecho convive con otro perro con el que se lleva muy bien (lo tiene un poco harto al pobre porque no para de perseguirlo para jugar con él) pero se llevan muy bien.
A las gallinas que tenemos tampoco les hace nada (cosa que me extrañó por parte de un husky) y con otros animales no hemos coincidido.

– ¿Nos puedes contar una anécdota o algo que te sorprendió que hiciera Honey al principio? O después…
Los besos a los que me he referido antes. Tiene la costumbre de saltar cuando estamos de pie y nos planta un beso en la mejilla (sin arañar, sin tirarnos, muy muy delicada) algo que yo no había visto en ningún perro. También tiene la costumbre de dormir boca arriba con las cuatro patas cada una hacia un lado como si se hubiera desmayado, puede tirarse así horas sin moverse. Otra peculiaridad de Honey es la lengua. Tiene la manía de sacar la lengua hacia un lado, todo el rato hasta cuando duerme. Y acabo con otra manía que tiene que es sentarse encima de las personas. No puede ponerse al lado, no, ella necesita sentarse encima estés en el sofá, en el suelo, etc.

– ¿Volverías a adoptar?
Mil veces más. Si tuviera más sitio, más tiempo y más recursos económicos tendría una gran manada de perros.

– Cuéntanos lo que quieras de Honey, piropéale! 🙂
Creo que no he dejado de hacerlo en todas las preguntas :), su propio nombre “Honey” es el piropo que le pusimos nada más llegó.

– Mándanos una foto de su sonrisa nórdica 😉
Y una vez más, es imposible poner aquí solamente una foto… aunque con cualquiera de ellas podemos comprobar su felicidad a través de su preciosa Sonrisa Nórdica… 🙂

Uy! No había acabado!!!

Diana:
Hola de nuevo,

Os escribo para contaros la nueva hazaña de Honey. Es casualidad que pase justo después de que en la entrevista me preguntarais si se lleva bien con otros animales. Pues ya lo hemos comprobado, con los gatos sí.

Hace un par de días un gatito pequeño (aún no tiene los dientes del todo) se metió bajo el coche de mi padre. Tuvo suerte y no le pasó nada y cuando mi padre llegó al terreno, el gatito bajó, y la sorpresa de mi padre fue tremenda. Nada más dejarse ver por allí, Buck y Honey corrieron a darle la bienvenida (mi padre estaba algo cauto porque no tenía muy claro como iban a reaccionar). El caso es que los dos se portaron super bien y le dieron la bienvenida a lametones. Honey especialmente, no para de ir detrás de la pequeña (es gatita) la cuida como si fuera suya, vamos, porque no tiene leche que si no seguro que le daba de mamar. Así que la manada ya tiene un nuevo miembro felino, se llama Juliet, de momento no ha intentado irse ni nada y eso que mi padre la dejó libre por la finca. También le ha arreglado una pequeña casita de madera que teniamos de otro gato y parece que le gusta. Os mando una foto para que veais a la pequeña con honey.

1 comentario

  1. arantxa TXIKAS DE ETXAURI

    Gracias por querer a nuestra Iru. Un abrazo de todas las Txikas de ETxauri.Iru , cariño, has sido mi alegría del viernes^_^

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: