«

»

Terapias con Animales: Terapia con animales de voluntarios

TERAPIAS CON ANIMALES terapiasconanimales

La Terapia con animales de compañía es un programa en el cual un número de personas voluntarias llevan sus perros a un centro o residencia de salud, con el fin realizar un intercambio relacional con los residentes o pacientes del centro en cuestión.

Trabajos de investigación han demostrado que uno de los problemas más graves que sufren las personas de edad avanzada, es la soledad. Por medio de la terapia con animales de compañía, proponemos aportar la compañía y el afecto de nuestros perros para disminuir el sentimiento de soledad y aislamiento.

VENTAJAS

Estudios realizados en los Estados Unidos han confirmado los efectos terapéuticos producidos por los animales sobre los seres humanos. Las visitas terapéuticas con animales de compañía crean una presencia calurosa y reconfortante, los pacientes reciben atención, se produce un paréntesis de relajación en los residentes de los centros de salud y de la tercera edad. Acariciar un perro puede producir relajamiento, lo cual disminuye la tensión y la ansiedad, reduciendo la presión sanguínea. El acariciar un animal también invita al movimiento de la mano y el brazo; para acariciar el pelo suave y cálido de nuestros perros, los pacientes deben estirarse y girar su cuerpo. Durante y después de la visita, los residentes se vuelven más activos y receptivos. Nuestras visitas ofrecen entretenimiento y una necesaria distracción del dolor, la depresión o de la rutina que les envuelve. Muy a menudo nos encontramos favoreciendo el renacimiento de una amistad o despertando la memoria de animales queridos.

La presencia de nuestros perros estimula la conversación entre residentes y empleados de los centros. Pacientes de comportamiento callado y sumiso, a menudo parecen volver a la vida en el momento en que cruzamos la puerta de la habitación, y tras nuestra partida siguen hablando largo y tendido sobre nosotros.

TERAPIA CON PERROS

Los nórdicos, en especial los Alaskan malamute y los sampyedos son perros que se adaptan perfectamente a la terapia, debido a su naturaleza sociable y cordial, así como su disposición dócil y comportamiento afable y cariñoso.Su recompensa consiste en una caricia o rascarle detrás de la oreja o incluso, de vez en cuando, una galleta.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: